jueves, 3 de julio de 2014

Thinking Capitals, el nuevo marketing de ciudad


Los destinos inteligentes están de moda. Mucho se habla de conceptos los Smart Destinations, tanto o más de lo que antes hablamos sobre las “ciudades digitales” en el siglo pasado. Lo cierto es que en la medida en la que la sociedad ha madurado en torno al desafío digital, y que el ciudadano ha interiorizado el uso de la misma nunca antes como ahora se abren ante nosotros posibilidades de disfrutar de las bondades que sin duda llevan asociadas la visión de una ciudad inteligente. El marketing del territorio, la marca ciudad y el marketing turísticos debe de ver en el movimiento smart destination una oportunidad única sobre el cual construir un discurso coherente de marketing. Una estrategia adecuada a la promoción de la ciudad.

Por segundo año consecutivo el proyecto de Elche Smart City organiza el congreso -bajo los auspicios del Ayuntamiento y la Escuela de Organización Industrial del cual tanto Jimmy Pons como yo somos profesores- el evento Thinking Capitals que de forma intuitiva desarrolla el concepto de ciudades digitales desde un amplio registro: la urbe, el ciudadano, la tecnología y el viajero.

Invitado por Thinking Capitals organice la sesión de turismo desde la visión que tenemos en el Think Tank Digital de Yahoo y el Think Tank Travel: soluciones sencillas e inteligentes ante la complejidad de los cambios.   

¿Qué enfoque darle a una sesión "ambiciosa" en cuanto a los resultados a obtener?. 
Este tipo de retos siempre despiertan mi curiosidad, me tienta siempre que Isaac Vidal me "enseña el capote" de los retos intelectuales a los que ya estamos acostumbrados. Y por ello planteamos la jornada desde la inquietud de resolver las siguientes cuestiones:

  • Qué y que significado tiene el concepto “destino inteligente” hoy
  • Cuales son las oportunidades que aporta esta visión al residente y al visitante
  • Qué niveles y enfoques de gobernanza debemos desarrollar ante los desafíos sociales, económicos y técnicos del 2014
  • Cómo conseguir los objetivos equilibrando el presupuesto
  • Que ejemplos mostrar de cara a visualizar los proyectos concretos
  • Contraste de diferentes visiones, y la armonía de un tema eje central



Personalmente parto me surgen muchas dudas al respecto del cómo diseñar una correcta estrategia que afecte realmente a la vida del ciudadano, y que resuelva la ecuación curiosidad + atractivo = turismo. Por ello  de las siguientes premisas al respecto  de este tema:

  • No es en absoluto una cuestión meramente tecnológica, el éxito de un destino inteligente.
  • El planteamiento de partida debe de ser holístico: generar debate y planificación desde el punto de vista económico, de marketing, de lo sociológico-antropológico, y por tanto de lo cultural y humano.
  • Debe conciliar siempre las necesidades reales de la sociedad de acogida.
  • Existe la obligación de usar la tecnología más adecuada al uso real así como tasar bien el beneficio esperado.
  • Debe explorar y aprender a gestionar la inteligencia emocional, la química que hace viable el proyecto.
  • Especial relevancia de la sensibilidad hacia el contexto, factor cultural de la estrategia smart destinations.
  • Bajo consumo en recursos, energía, presupuestos… optimización en definitiva.
  • Debe conocer la realidad internacional de los diferentes modelos y estos ser fuente de inspiración de uno propio: piensa global, actúa local.

Cualquier proyecto de smart city debe tener como referencia el humano
Mi reflexión gravita en torno a la concepción antropocéntrica de todo lo que nos ocupa en este mundo. El ejemplo más claro es el de la doctora Genevieve Bell que ocupa el sugerente puesto de directora de interacción e investigación de la experiencia cuya misión es ayudar al fabricante de chips Intel a crear valor para el usuario, a través de la “descodificación“ de lo “humano adaptado” en lo referente a ofrecer al nuevo mercado productos y servicios adecuados. Su papel es generar un mejor entendimiento hacia los ingenieros –mentes analíticas racionales Vs. mentes creativas empáticas- de cómo la gente en todo el mundo usa su ordenador, el teléfono y otras pantallas.

Mesa sectorial de Turismo: Smart Destination 
 


Con todo esto en mente mi rol en el evento, independientemente de la conceptualización, el storytelling del mismo y la elección de ponentes y temas, fue el de establecer el mindset que daría lugar a crear las forjas mentales de lo que allí aconteció esa tarde. Esta fue la ponencia en la que me apoye de cara a construír y elaborar dicho posicionamiento mental. Espero que la disfrutéis. 




 



 






IzzynGo

Metabuscador de servicios turísticos empaquetado dinámico e IA #TCElche @eoi @JavierBlancoH pic.twitter.com/eMls7UpAwC
— Joantxo Llantada (@joantxo) julio 1, 2014














Foto en el evento






lunes, 9 de junio de 2014

Nuevos entornos en el marketing turístico: Skyscanner, El futuro de los Viajes en 2024

 


El futuro!. Supongo que todos soñamos con el futuro. ¿Cómo será?, ¿qué acontecerá?, ¿cuáles serán las claves del mismo y cómo afectará a nuestro sector?. Con esta forja de pensamiento intento resolver la invitación que Skyscanner me hace para presentar su estudio en primicia en España, ante un nutrido grupo de periodistas de tecnología y turismo el pasado mes de abril. 

El futuro de los Viajes en 2024. 
Skyscanner desarrolla un estudio multidisciplinar al respecto, trata de acercarse al complejo mundo del mañana analizando la tecnología y el humano, y el uso que este hace de la misma. El estudio enlaza claramente con las tendencias detectadas a partir del cambio de milenio y asentadas como paradigmas del viaje en pleno 2.014. A modo de relato o storytelling nos proyecta por la jornada imaginaria de un viajero del año 2020. 


Alfabetización digital
La alfabetización digital adquirida por el viajero, así como el incremento de la cultura del viaje son claves del estudio, así como el reinado de las tres pantallas [smartphone, tablet y PC], la irrupción de nuevos operadores tractores de nuevos entornos de mercado P2P [Arbnb, TripAdvisor, Greeters…], la consolidación de las líneas aéreas bajo coste todos ellos han servido para constatar la ruptura del viejo modelo de intermediación actores en el mercado turístico del siglo XX, y la bienvenida a un nuevo entorno del turismo digital hoy. Y es que a mi entender estamos hablando del presente, no del futuro. Y aunque muchos aún no lo hayan percibido como tal todos estos entornos y tecnologías, esta cultura ya nos rodea. El humano la hizo suya hace ya algún tiempo.


Con cierta inmediatez la Smart TV está llamada a ser la cuarta pantalla en disputarse nuestra atención. Canal de venta consolidado para viajes en Reino Unido, el teletexto nunca lo fue para la mayoría de los mercados y sin embargo, la capacidad de procesar datos y mostrar imágenes de los nuevos televisores conectados a la red nos va a permitir en breve espacio de tiempo poder tener un nuevo canal de venta interconectado con todos los periféricos y con los dispositivos wearables a nuestro alcance. A la vuelta de la esquina también se encuentra la aplicación real de la inteligencia artificial al negocio, la explotación del big data generado por los dispositivos y balizas electrónicas que hoy tenemos a nuestra disposición y la irrupción del grafeno, están llamadas a revolucionar el sector y llevarlo hasta un nuevo nivel “el turismo 4.0”: el turismo interconectado entre viajero y espacio, entre viajero y destino, entre el viajero y el entorno.

El viaje, sigue y seguirá siendo el zen del turismo
Para aquellos que sigan sin entender el entorno y se lleven las manos a la cabeza asustados de que “tanta tecnología no es buena” y que estamos abocados a un “turismo artificial e incluso artificioso” en mi opinión se equivocan. El escenario que Skyscanner dibuja no quiere decir en absoluto que abandonemos la esencia del viaje muy al contrario, cuanto más tecnología nos rodea, cuanto más acceso tenemos a ella, más necesidad tenemos por la búsqueda de la autenticidad y de la conexión con el medio y el paisano.

La felicidad seguirá siendo el anhelo del viaje
El negocio de la felicidad, el turismo, no se verá diluido ni minorado por la tecnología antes bien dichos avances nos permitirán gozar de forma autónoma de experiencias sensoriales e intelectuales que sin duda enriquecerán nuestra percepción del destino o del servicio turístico adquirido. Nos acercarán a una realidad tangible, concentrada en esencia.  La tecnología nos hace más autónomos, nos permite adquirir productos y servicios complejos con mayor facilidad, a mejor precio. La tecnología está acercando al usuario a la realidad de los mercados del ocio y gracias a ella compramos más y mejor. Con mayor capacidad de decisión, una compra más documentada, más consciente si cabe.

El turismo en el año 2020 está por construir, pero los datos que  nos rodean, las tendencias, el avance y la humanización de la tecnología y el enfoque hacia la tecnología útil desde y por el humano son las claves que se consolidarán en el escenario 2020, y este es el escenario que Skyscanner a través de TOM  nos muestra de forma acertada.

Con todo esto en mente construí mi relato, este es el resultado. Que lo disfrutes… 

Presentación del estudio en primicia para España de El Futuro de los Viajes 2014, Skyscanner:



El estudio de Skyscanner: 



 

 

miércoles, 17 de julio de 2013

El marketing necesita adaptación en tiempo real al cambio del entorno




En octubre de 2007 tuve la oportunidad de presentar en el II Congreso del Azulejo Club de Marketing de Castellón la ponencia “e-comercio: oportunidades y nuevos escenarios en la era de la economía de la experiencia". Al mismo asistían 300 profesionales y cuadros directivos del cluster azulejero de la provincia de Castellón.

A lo largo de una hora de exposición quise esbozar el escenario en el que entonces nos encontramos inmersos no ya en el turismo, sino en todos los sectores económicos en los que se desarrolla nuestra sociedad. Como decía aquel “el consumidor ha dejado de ser el Rey, ahora es el gobernante” este es el verdadero poder de la expresión social que nos encontramos en el escenario que visualizamos en los usuarios del web 2.0: el poder del consumidor. Seis años después, el escenario con matices, se ha consolidado.

En mi opinión, el éxito de la red social es la importancia que dan al uso horizontal de la tecnología, a la necesidad de simplicidad y democratización de su uso y en especial, a la gratuidad de muchas de las herramientas y programas que se utilizan. Esto y no otra cosa es una manifestación de una nueva conducta que ha llegado para quedarse. Su pervivencia es la que da sentido a la nueva empresa, la nueva sociedad, los nuevos clanes y tribus consumidoras. Nada es igual, todo es cambio. Han llegado para implantar su ley y para derribar los muros de los viejos paradigmas.


Vivir permanentemente en el cambio. Para los que viven permanentemente en el cambio, no existe la crisis. David Ogilvy.


El desconocimiento, el miedo a lo desconocido, el analfabetismo digital y el no conocimiento de cómo el humano se comporta, se organiza, de cómo utiliza las herramientas y de cómo socializa han desarrollado un cierto miedo escénico al respecto. En ocasiones verdadero pánico ante realidades como el web 2.0 o el travel 2.0. Nada más lejos de la realidad.

Las herramientas desarrolladas bajo estos parámetros no solo han conseguido la filiación de los comprometidos, evangelizadores y promotores tecnológicos. Han cambiado el modo de interrelacionarse de los más y micro media y ello, ha supuesto un verdadero tsunami en nuestra sociedad que además va a más. El empresario, arriesgado valiente que por la puesta en marcha de las ideas genera riqueza, no solo tiene que observar al mercado también al uso de las herramientas y las expresiones tecnológicas del mismo como expresión pura de las necesidades de los consumidores.

¿Por qué no entonces implementar internamente el web 2.0 en todos y cada uno de los rincones de su empresa donde sea factible?. La implementación de wikis redunda no solo en la imagen corporativa, también en la resolución de conflictos, en la mejora del clima laboral, en la generación de inteligencia emocional entre los equipos, en la cohesión de la red de ventas, en hacer más fácil el trabajo de departamentos de producción, contabilidad, marketing, personal, y tantos otros. Lo mismo ocurre con los podcast, los videopost, las conferencias web, el RSS, seminarios y conferencias web y un sin fin de herramientas similares.

Este es sin lugar a dudas el reto del managment del siglo XXI, entender a los recursos humanos, entender a los consumidores e implementar herramientas que haga compatibles las conversaciones entre ellos. La economía, se genera en la conversación.

Documentando la ponencia y las ideas que quería trasladar encontré los siguientes megatrends para el marketing y la publicidad del siglo XXI: para el escenario recupero las conclusiones del estudio “Tendencias de marketing en el horizonte 2010” elaborado por la Asociación Nacional de Publicistas, el Bureaux Internacional de Publicidad y la Asociación de Agencias de Publicidad Americanas:

  • El marketing como conversación: escucha, facilita, crea y apoya. El marketing del sigo XXI es conversación y escucha activa, co-creación de experiencias con los consumidores.
  • Los media: El poder de la Nueva Creatividad, el mensaje de marketing, distribución, el tempo, contexto y relevancia son tan importantes como la ejecución de la creatividad.
  • Marketing y Datos: gestión de los datos de calidad, la cuantificación de operaciones, la accesibilidad a los mismos, todos estos escenarios han supuesto la introducción de la matemática en el marketing. Las nuevas herramientas digitales, modelos predictivos, y el uso del marketing emocional han entrado de lleno en la prospectiva.
  • Cuidado con la brecha: el gasto de marketing en los medios digitales está lejos de ser proporcional a los cambios generados por los consumidores.
  • La organización de la “inteligencia digital”: tecnología sin vinculación a ninguna organización, el talento correcto, y la progresión cultural es inadecuada. La gestión de las habilidades se encontraran al mismo nivel que la estrategia de marca.
  • El efecto de la comunidad: Colaboración y asociación entre agencias, compañías de medios y técnicos crecerán en número y en profundidad.

Respecto a al publicidad para el escenario 2012:
  • En cinco años el precio de la publicidad caerá a la mitad.
  • Los actuales grupos mediáticos ya no producirán contenidos
  • El anuncio de 30 segundos sobrevivirá.
  • Aumento de especialistas y agregadores.
  • La muerte de la proposición de marca y el nacimiento de la historia de marca.
  • Los departamentos de marketing se dividirán en departamentos “de historias” y departamento de “conversaciones”.
  • Aumento de las micromarcas globales.
  • Aumento de la observación de las comunidades de marca.
  • Aumento del “estress de identidad” y la “esquizofrenia digital”, blogansiedad, egosurfin,…

Estos son los retos que teníamos en 2007, ¿nos hemos adaptado ya a ellos en 2013?


@joantxo